Créditos a plazos para pagar en meses

Rating:
Sending data...
Done!
4.4 of 5. Votes: 163

Préstamos rápidos a largo plazo a devolver en cuotas mensuales

Lista de préstamos rápidos a largo plazo en los que es posible devolver el dinero en forma de cuotas mensuales. La mayoría son créditos a pagar en plazos, con un tiempo de devolución de más de 12 meses. Además, incluimos algunos préstamos a devolver en meses pero con plazos de devolución inferiores que creemos pueden ser de interés. 

Utilice la  tabla para encontrar el préstamo que necesite:

Si quieres saber de ofertas actualizadas de préstamos rápidos a largo plazo consulta nuestro listado.

Características de los créditos a plazos

Esta clase de préstamos online ofrecen mayor flexibilidad al momento de hacer el pago de devolución, ya que, entre sus características principales encontramos la posibilidad de solicitar cantidades más elevadas a devolver de manera fraccionada. 

Así, este tipo de financiación no va a dejar determinar el intervalo del periodo de devolución que sea de nuestro mayor agrado, pudiendo optar por sacar un préstamo a corto o largo plazo, dependiendo del importe solicitado y el estado de nuestras finanzas. 

Se trata de un tipo de financiación que nos va a garantizar el pago de una determinada cantidad mensual con un interés fijo, ello nos evitará sufrir variaciones en el importe final de la cuota mensual que asumamos.

Además de estas características, propias de estas financiaciones, los créditos a devolver en meses cumplen con las propias de muchos otros préstamos online: inmediatez, evitar papeleos o la opción de conseguir préstamos sin importar estar en Asnef, no disponer de nómina o aval. 

Sin lugar a dudas, los créditos a plazos online  son una gran oportunidad para obtener esa necesitada financiación sin apenas hacer trámites y con todas la facilidades para su devolución. 

Tipos de préstamos online a pagar en plazos

La característica principal que tienen los créditos para pagar en  plazos es que el pago lo podemos hacer en varias cuotas o mensualidades. Aunque todos los préstamos a plazos coinciden en facilitarnos su reembolso, se pueden diferenciar diferentes tipos de créditos según la cantidad y tiempo de devolución que ofrezcan. 

Detallaremos los principales tipos de préstamos online en plazos y sus principales características, a continuación:

Préstamos personales a plazos

Los préstamos personales son usados habitualmente para realizar proyectos laborales o privados de cualquier fin. Estas financiaciones nos dan oportunidad de obtener sumas importantes de dinero que podremos devolver en meses.

  • Se dan cantidades desde 2.000 hasta 40.000 euros para proyectos personales.
  • Nos permiten devolver el dinero desde 36 hasta 96 cuotas mensuales.

Préstamos con garantía o aval

Cuando consideramos solicitar este tipo de préstamos con garantía hipotecaria o en los que dejamos nuestro vehículo como aval, por ejemplo, es importante que nosotros seamos los titulares del bien que nos avale.

  • Los préstamos con garantía hipotecaria nos ofrecen hasta un 60% del valor total de la vivienda.
  • Nos permiten devolver el dinero en cuotas hasta en 20 años.
  • Los préstamos en los que utilizamos un vehículo como aval el importe que podemos obtener se corresponderá con un porcentaje del valor de su tasación y nos permiten hacer su devolución en cuotas hasta en 36 meses.

En caso de no contar con propiedades ni avalistas con capacidad de garantizar tus posibilidades de pagos, quizá te interese recurrir a préstamos sin aval, otra clase de financiamiento que permite la devolución en plazos.

Tarjetas de Crédito

Las tarjetas de crédito nos permiten hacer uso de una determinada cantidad de dinero cuando queramos en cualquier momento.

  • Las tarjetas de crédito permiten devolver el dinero en cuotas.
  • Podemos conseguir cantidades que oscilan los 5.000 euros.
  • El mercado financiero nos ofrece una gran variedad de tarjetas de crédito adaptadas a nuestras necesidades.

Minicréditos a devolver en meses:

Son créditos online rápidos  que nos ofrecen más de 30 días para realizar su devolución.

  • De 300 a 1.000 euros a devolver en cuotas.
  • Devolución desde 60 días hasta 26 semanas.
  • Nos ofrecen el dinero que necesitamos sin requisitos o papeleo.
  • La transferencia del dinero se hace al instante.

Recomendamos que evalúes todos los tipos de préstamos que se encuentren a tu alcance, sin olvidar prestar atención a las condiciones que imponen antes de su contratación.

¿Cómo se pide un préstamo para devolver en cuotas?

Si te encuentras pensando en solicitar uno de estos créditos y te surgen dudas sobre los trámites que tienes que seguir, a continuación, explayaremos los pasos que tenemos que seguir a la hora de gestionar la solicitud de un préstamo a plazos online.

Para empezar, recomendamos siempre analizar y comparar las condiciones de financiación de las diferentes entidades de crédito. Cuando hayas decidido cual es la compañía de tu interés podrás entrar a su sitio web e iniciar el proceso de simulación. En este deberás indicar el monto que necesitas y su plazo de devolución. Tras esto podremos comprobar los gastos e intereses asociados. 

En caso de estar conforme, vamos a poder acceder al formulario de solicitud. En este formulario tendremos que indicar nuestros datos personales y bancarios, que sean requeridos por la empresa, para analizar nuestra capacidad de solvencia.

Tan pronto como la entidad resuelva la petición que hicimos, seremos informados al respecto. Por lo general son respuestas inmediatas, va a depender de cada compañía el tiempo. 

Si la solicitud fue aprobada nos pedirán verificar los datos de la misma enviando online los documentos, o con el acceso a la banca online. Además de recibir el dinero tendremos que devolver a la entidad un contrato firmado por nosotros, tras lo cual la compañía hará la transferencia del monto acordado a nuestra cuenta inmediatamente.

Requisitos de los préstamos a devolver en meses

Los requisitos para solicitar un préstamo a devolver a plazos van a ser más o menos restrictivos según el tipo de préstamo. Aquí detallamos los requisitos en los que coinciden la mayoría de prestamistas que conceden créditos a largo plazo:

  • Edad del solicitante: para solicitar uno debemos cumplir con una edad mínima y máxima exigida por el prestamista. Lo habitual es que el rango de edad mínima vaya desde los 18, 21 o 25 años, y el rango de edad máxima aceptada sea hasta los 60 a 75 años.
  • Residencia española: es necesario disponer de residencia en España para poder acceder a cualquier tipo de préstamo a plazos.
  • Ingresos mínimos demostrables: para acceder a estos préstamos tendremos que demostrar nuestra capacidad de solvencia. Será necesario acreditar ingresos fijos mínimos que aseguren que podremos hacer frente a la devolución del mismo.
  • Estar en ASNEF u otros ficheros de morosos: para algunas compañías que conceden créditos a plazos, que nuestros datos no figuren en Asnef será requisito necesario a la hora de tomar en cuenta nuestra solicitud. Otras entidades por el contrario, no considerarán un problema que nuestros datos estén registrados en ficheros de impagos.

Con respecto a contratar tarjetas de crédito algunas entidades bancarias podrán exigirnos que abramos una cuenta corriente o domiciliemos nuestra nómina con ellos.

Los requisitos de solicitud a cumplir para tener acceso a los créditos a plazos, van a ser dependientes de las características propias para cada tipo de préstamo y de las políticas internas de la compañía que lo concede.

¿Qué documentación es necesaria presentar?

Como anteriormente comentamos algunas entidades pueden llegar a pedirnos justificar algunos de los datos proporcionados en el formulario de solicitud online.

En esta situación lo común es tener que acreditar de manera documental nuestra identidad por medio de la presentación del DNI o NIE. También puede ocurrir tener que justificar los ingresos que recibimos y, que podrán variar según lo que acreditemos: si somos autónomos, trabajadores por cuenta ajena, pensionistas, desempleados, etc.

Otra de las peticiones de las compañías podría ser verificar el estado de nuestras cuentas, para esto nos pedirán facilitar los datos de acceso a nuestra banca online, o bien presentar un extracto bancario con los últimos movimientos.

Aunque se trate, únicamente, de comprobar que cumplimos con las condiciones exigidas en sus políticas, para proceder a concedernos la financiación que solicitamos, convendrá no demorar este proceso si necesitamos el préstamo urgentemente.

¿Cuándo solicitar un préstamo de devolución mensual?

Los préstamos a plazos se asocian a cantidades de dinero elevadas que no podemos devolver en un único pago, contrario al caso de los minicréditos.

Los casos en que acudimos a este tipo de financiación se asocian a importantes sumas que necesitamos devolver en plazos.

El pago del crédito en cuotas hace posible una devolución más cómoda y flexible que, sin embargo, genera más intereses al prolongarse en el tiempo.

Es de esta forma que, podrá o no, interesarnos solicitar uno de estos préstamos, dependiendo del uso que queramos darle al dinero, nuestra situación económica y prioridades a la hora de conseguir financiación.

¿Con cuánto tiempo contamos a la hora de devolver el dinero en cuotas?

Los préstamos a plazos establecen el número de cuotas en función de la cantidad de dinero que solicitamos y las condiciones que tenga cada prestamista.

De este modo, dispondremos de más o menos tiempo para hacer la devolución en función  del tipo de crédito que solicitemos.

Por ejemplo, si hacemos la solicitud de un préstamo rápido de 2000€ el plazo con el que vamos a contar para realizar la devolución será de un par de meses. Por el contrario, si hemos solicitado un préstamo personal de un importe de hasta 40.000 euros podríamos disponer de hasta 36 meses para hacer la devolución.

No olvides que…

El tiempo que tenemos para hacer la devolución de un crédito a largo plazo va desde un mínimo de 2 o 3 meses, hasta un máximo de 6 años.

La cantidad de dinero que solicitamos y las condiciones de financiación de la entidad a la que acudimos determinarán si disponemos de más o menos tiempo para reembolsar el préstamo.

De cualquier forma, ante posibles problemas para cumplir con la devolución de nuestra cuota a tiempo, tanto entidades privadas de crédito como bancos, valorarán de manera positiva que les notifiquemos con tiempo suficiente para negociar una alternativa de pago.

Pero, ¿de qué alternativas tenemos para evitar el impago?

  1. Solicitud de una carencia: negociamos en qué condiciones podemos dejar de pagar,
  2. Solicitud de prórroga: ampliar el plazo de devolución y pagar menos durante más tiempo.

Seguro de protección de pagos de los préstamos a plazos

Los seguros de protección de pagos en los préstamos a plazos asumen el pago de una parte o la totalidad de las cuotas del préstamo que aseguramos, en casos en los que se produzcan situaciones de desempleo, incapacidad temporal e incluso, fallecimiento.

El contratar o no uno de estos seguros de protección de pagos en el momento que pedimos un préstamo a plazos es una elección y decisión personal, que debemos meditar y evaluar de acuerdo a nuestras circunstancias personales y económicas. A veces, son las mismas entidades las que nos conceden un préstamo que vinculan estos seguros a la contratación sin aportar información suficiente.

Por esto, se aconseja que en caso de pedir un seguro de protección de pagos prestemos atención a todos los detalles de su cobertura recogida en la póliza del seguro. Solo de así evitaremos contratar un seguro que no necesitamos o del que desconocemos cualidades.

Podemos ampliar más contenido e información sobre el seguro de protección de pagos para préstamos en nuestro Blog.

Coste de los préstamos a plazos

El coste final que un préstamo a plazos tendrá, dependerá de sus comisiones y el tipo de interés aplicado. Entonces, para ayudarnos a tomar una decisión sobre qué préstamo es más recomendable, no solo debemos fijarnos en el TIN mínimo fijado en un 5,50% (Tasa de Interés Nominal) sino, que deberemos prestar atención al TAE (Tasa Anual Equivalente) en la que se incluye el interés aplicado más todas las comisiones.

Es fundamental, además, asesorarnos sobre las potenciales comisiones que pueden estar ligadas a la contratación de un préstamo a plazos:

  • Comisiones de estudio vinculadas a su aprobación,
  • Comisiones de apertura y gastos de formalización,
  • Comisiones por cancelación anticipada del préstamo,
  • Comisiones por demora ante retrasos en los pagos.

Por más que el coste total de un préstamo a devolver a plazos dependa de las condiciones fijadas por el prestamista en el momento de su contratación, siempre asumimos el pago de los intereses que generemos hasta su amortización.

No todos los préstamos a largo plazo nos ofrecen las mismas cantidades de dinero ni las mismas condiciones. Algunos ejemplos de préstamos a plazos de los que podemos disponer son: créditos personales, créditos proyecto, créditos bancarios, o créditos con aval.

Todos ellos, créditos a plazos con características propias y condiciones específicas que coinciden en la flexibilidad del pago de sus cuotas.